Posteado por: amartinoro | abril 7, 2010

El interés sobre los austriacos se dispara, pero algunos los distorsionan

Entre los austriacos, se suele sostener que las ideas de Hayek, Mises, Kirzner, Rothbard, etc. están marginadas dentro de la profesión económica. No solo que la austriaca es una visión minoritaria, sino que se trata de arrinconar, marginar, ignorar y ridiculizar desde las posiciones más influyentes. De ahí que (además de otros factores como la diferente metodología y la no formalización matemática) los austriacos apenas aparezcan en los medios y journals económicos de prestigio, y demás.

Aunque esta posición no es compartida por todos. En el blog Coordination Problem (formerly known as The Austrian Economists) de Boettke, Horwitz, Leeson, et al. suelen tener otra opinión. De hecho, ha habido interesantes discusiones entre estas dos opiniones, personalizadas en varias ocasiones entre Salerno vs. Boettke (discusión que alguna vez ha ido demasiado lejos). Esplugas hace un tiempo dedicó un post sobre esto, compilando varios enlaces.

Bueno, pues el caso es que a raíz de la crisis el interés por los austriacos se ha disparado (lo que no quiere decir que ahora sea enorme, sino que ha aumentado considerablemente desde muy abajo). Economistas como Axel Leijonhufvud (¿llegará el día en que no tenga que buscar en Google para deletrear su apellido correctamente?), William White han sostenido que los austriacos tienen que aportar a la explicación sobre la crisis. Recordemos también cómo el Wall Street Journal rescataba a Mises en The Man Who Predicted the Depression. Robert Murphy, reflexionando sobre el futuro de la escuela austriaca, decía que:

I think Austrians are going to have a lot more freedom in the coming years. There is a lot more interest in Mises-Hayek business cycle theory. I don’t think you would see a QJAE-type article in a top-20 mainstream journal, but I do think a more mathematical article that is inspired by Hayek or Mises could end up in a big journal. What’s really interesting about the current crisis is all of the “extracurricular” talk coming from professional economists. When Paul Krugman and Brad DeLong go nuts over something that Eugene Fama or John Cochrane has written, it’s not in an AER piece, it’s from an interview or an op ed in the Wall Street Journal. So I think in that respect, Austrian economists will gain a lot more influence in the future, simply because their commonsense analyses will prove so much more sensible than what the Efficient Markets guys are saying, and what the Keynesians are saying.

Y seguro que hay varios ejemplos relevantes más que se me están pasando.

Muy recientemente, Martin Wolf del Financial Times (un tipo muy influyente), se preguntaba: Does Austrian economics understand financial crises better than other schools of thought?. El hecho de que Wolf diga que “some would argue that economists working in the Austrian tradition were more nearly right than anybody else” creo que significa que hay bastantes economistas y analistas (en términos relativos, claro), y algunos influyentes, que están mirando hacia la escuela austriaca. Se han sucedido un sinfín de comentarios, incluso de conocidos como Brad DeLong o Robert Skidelsky.

Además, dos ‘pesos pesados’ como Krugman y DeLong han posteado en sus blogs sendos posts sobre el tema de los austriacos. Aquí las interpretaciones pueden diferir. Uno puede ver esto como un logro para los austriacos: al menos aumenta el interés por ellos, fomenta la discusión entre el mainstream y los austriacos, etc. Pero esto parece ser un poco ingenuo y quizá demasiado optimista. Krugman y DeLong son conocidos por algunos por sus distorsiones e incomprensión de las ideas austriacas, y por su poca honestidad (sin tratar de generalizar, uno parece que no dice toda la verdad negando que pidió la generación de una nueva burbuja, y el otro es famoso por borrar, manipular y “editar” ciertos comentarios ‘molestos’ en su blog). Así que quien sea un fiel seguidor de Krugman y/o DeLong se dejará llevar por sus opiniones sobre los austriacos, y se quedará con una visión distorsionada de éstos, con lo que por este lado podría ser contraproducente…

Las réplicas a Krugman no se han dejado esperar, aunque él mismo parece ignorarlas o distorsionarlas en su nuevo post. Rallo ha escrito una guía para Krugman sobre el ciclo austriaco, con la esperanza de que si lo llegara a leer pudiera entenderlo. Bill Anderson en Krugman In Wonderland también responde. Aunque realmente creo que es más de lo mismo. Krugman no aporta novedades. Pero sí hay que reconocer que obliga a sus críticos a agudizar el ingenio en sus réplicas, cosa que es de agradecer para usuarios de esas réplicas. Y enlazo otra réplica a DeLong en Economic Thought.

Con todo, este renovado interés es de agradecer, y puede presentar una gran oportunidad para dar a conocer las ideas austriacas. Con estos acontecimientos, la “excusa” de la marginación de los austriacos puede que se debilite un poco. (Si bien también creo que buena parte de las discusiones que se lleven a cabo pueden llegar a ser una pérdida de tiempo y una conversación entre sordos, dadas las barreras (ideológicas, conceptuales…) existentes entre unos y otros. Esto se ve cuando uno lee algunas de estas discusiones, como por ejemplo entre DeLong y los austriacos… parece que no pueden entenderse)

Actualizado:

Excelente artículo de Rallo sobre el “tímido reflorecer austriaco”

Más en Coordination Problem, sobre la relación austriacos-keynesianos. Daniel Kuehn, alguien más cercano a los keynesianos, llama a una síntesis entre ambos.

About these ads

Responses

  1. “I don’t think you would see a QJAE-type article in a top-20 mainstream journal, but I do think a more mathematical article that is inspired by Hayek or Mises could end up in a big journal. ”

    Lo cierto es que es noviembre se publicó en Telecommunications Policy (el Journal de más prestigio e impacto en economía y regulación de telecom) un artículo inspirado por Mises.

    No sé si estará entre los top-20, pero sí es el top-1 en lo suyo.

    • Gracias por la info. Es un hito importante por lo que dices. Por otro lado, creo que algunos autores austriacos (como Peter Leeson) han conseguido publicar en journals importantes como el Journal of Political Economy u otros, ademas de escribir sobre historia del pensamiento en History of Political Economy. En el QJAE también han aparecido en ocasiones articulos con modelos matematicos o econometricos. Y aunque no entra en la afirmacion de Murphy, me acabo de acordar del articulo que publicaste tu en una revista española, o del que publico Huerta de Soto.

      ________________________________

  2. Ángel, lo cierto es que el artículo de que te hablo no tiene nada de matemáticas, es austriaco puro y duro.

    Mi publicación fue en Economistas, la revista del colegio de los mismos, se me había olvidado. Claro, que este no es top-20 ni de lejos, aunque a lo mejor si en España.

    • Pero a pesar de no estar en el top, como creo que dijiste en un post, no las tenías todas contigo de que fueran a aceptar su publicación… es decir, que puede que haya más interés sobre las ideas austriacas del que podemos pensar.

      El artículo en Telecommunications Policy si no recuerdo mal era una aplicación de la tesis de los controles de precios de Mises, no? Está disponible por ahí para echarle un vistazo? En ese journal suelen publicar artículos muy matemáticos/formalizados? Gracias

  3. [...] Buenas noticias para el mundillo austriaco [Este post se cmplementa con un post anterior: El interés sobre los austriacos se dispara, pero algunos los distorsionan] [...]

  4. [...] La carencia principal de los austriacos (I) Mario Rizzo en un interesantísimo post, titulado The Second Austrian Moment (del que merece la pena también leer los comentarios, como sucede con frecuencia con este blog y otros), habla de las oportunidades que esta crisis está suponiendo para que los economistas austriacos ganen puntos en la batalla académica. Piensa que esta vez tendrán más éxito en el avance de las ideas austriacas que en la Gran Depresión, donde fue un estrepitoso fracaso y lo que ganó fue el Keynesianismo por goleada. Por eso, ahora es el “segundo momento austriaco”. I venture the prediction that they will fare much better this time – especially if we close ranks with those of a similar mindset. There are many more Austrian economists now. In the thirties and forties the profession had become depleted of Austrians. The Keynesian Religion had triumphed. It is true that today Austrians do not occupy the highest positions in the profession [well, una manera un poco eufemística de decir que son una minoría muy minoritaria en el paisaje académico?]. But we are still here reminding everyone, constantly, of our ideas [sí, pero no basta con esto, tiene que haber alguien que escuche para no acabar predicando en el desierto. Cierto es que desde la crisis esto ha mejorado notablemente]. [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: