Posteado por: amartinoro | octubre 5, 2009

¿Manipula China sus datos de crecimiento económico?

Primera parte de un análisis sobre China, en Libertad Digital. En este caso, sobre las manipulaciones de los datos chinos oficiales sobre crecimiento económico y desempleo.

Introducción:

Como hemos explicado desde LD en alguna ocasión, el origen de la crisis financiera se encuentra en la burbuja de crédito que fue generada por una excesiva expansión de la liquidez del sistema bancario, protagonizada por los bancos centrales. En esta fase, los bancos prestaban el dinero muy barato y alegremente, y los deudores de estas entidades no eran analizados con la suficiente cautela y prudencia.

Esta burbuja se manifestó en múltiples distorsiones en la economía real, siendo la burbuja inmobiliaria su cara más importante. Esta situación de auge inmobiliario tuvo que llegar a su fin: los precios ya eran insostenibles, y la cantidad de viviendas producidas al año no tenía ni pies ni cabeza. La burbuja pinchó y tuvimos que encarar la realidad: la aparente riqueza que se había generado durante los años pretéritos era en buena parte simple humo.

Pues bien, si aceptamos este análisis como válido, la conclusión que se sigue de la observación de algunos de los hechos que están ocurriendo en China, es que el crecimiento elevado del último año de la economía del gigante asiático es insostenible. La burbuja china acabará pinchando, lo que generará consecuencias difícilmente previsibles.

Datos muy buenos de crecimiento en los últimos trimestres, tasa objetivo de crecimiento para 2009 del 8%:

Ante estos datos, han surgido dos grandes dudas y preguntas por parte de los analistas. En primer lugar, ¿reflejan los datos oficiales del Gobierno chino el crecimiento real de la producción del país o hay algún tipo de manipulación en las estadísticas? Y en segundo lugar, ¿es este crecimiento sostenible a lo largo del tiempo, o es una burbuja que estallará y conducirá a una situación mucho peor de la que están intentando evitar?

¿Manipulación de los datos y estadísticas oficiales?

Acerca de la primera pregunta, numerosos analistas y medios han levantado sospechas y dudado de la credibilidad y fiabilidad de las estadísticas oficiales del Gobierno chino.

Para ponernos en contexto, tengamos en cuenta que, a pesar de las reformas pro-mercado que se han ido produciendo desde las últimas décadas, China tiene una economía planificada, donde el gobierno central y los estatales tratan de llevar su economía con mano férrea hacia los objetivos deseados por la autoridad comunista. No es de extrañar, pues, que posea un notable control sobre los datos que se publican oficialmente, sin contar con que hay ciertos indicadores que no se hacen públicos.

A este respecto, cabe recordar cómo la extinta Unión Soviética consiguió atraer la atención de reputados economistas occidentales de su aparente de éxito económico, mediante en parte la manipulación de sus estadísticas.

Según el vice primer ministro chino Li Keqiang, tras inspeccionar la Oficina de Estadísticas China, “los fundamentos de las estadísticas chinas son todavía muy débiles, y la calidad de las estadísticas debe ser mejorada”. ¿Estará haciendo China lo mismo? ¿Hasta qué punto Keqiang está siendo diplomático suavizando la gravedad del problema? Veamos lo que dicen algunos analistas independientes.

Desde The Wall Street Journal dedicaban una columna a esta cuestión, donde comenzaban comparando los datos económicos chinos con las salchichas: “Si usted es un fan, es mejor no inspeccionar cómo se hacen”.

Repaso algunas evidencias que existen de la manipulación, la distinta forma de registrar el nivel de producción, de ventas minoristas, el maquillaje del paro, etc…

Una de las razones de estas manipulaciones son las presiones que se reciben desde el Gobierno central, pero también existen incentivos muy fuertes para que las administraciones locales y provinciales distorsionen los números, con el fin de aparentar que alcanzan e, incluso, superan los objetivos impuestos por el Gobierno. Así es como tienen más posibilidades de ser promocionados en el mundo político chino.

Pero las mentiras y manipulaciones, en China y en el resto del mundo, suelen descubrirse tarde o temprano. La realidad sólo se puede ocultar durante un tiempo; eventualmente llegará un aguafiestas o un evento externo inesperado que pondrá fin a la fantasía donde los manipuladores -en este caso los burócratas chinos, de quienes no se duda de que quizás tengan buenas intenciones y quieran evitar males mayores- habían tratado de refugiarse.

En una segunda parte trataremos sobre la segunda cuestión que planteamos al principio del artículo: en caso de que los datos oficiales sean más o menos fieles a la realidad y sea cierto que China está creciendo a elevadas tasas, ¿es este crecimiento sostenible a lo largo del tiempo, o es una burbuja que estallará y conducirá a una situación mucho peor de la que están intentando evitar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: