Posteado por: amartinoro | febrero 17, 2010

Capella aporta sensatez y cordura al tema del cambio climático

Cada vez que leía o escuchaba a algún escéptico del cambio climático algún comentario utilizando el frío o la nieve de este invierno para criticar la existencia de un calentamiento global, me rechinaba sobremanera. Del tipo: “Qué frío! Menos mal que hay calentamiento global…que si no!!” No pasan de ser comentarios aislados y vulgares, de personas deseosas de encontrar cualquier evidencia, por nula que ésta sea, para negar el calentamiento global. Pueden servir para hacer una bromita, pero a mí personalmente hace tiempo que me dejó de hacer ninguna gracia.

Hace un mes, viendo algunos comentarios de este tipo, pensé postear algo sobre el tema, simplemente diciendo que esos comentarios no tienen ningún sentido, y que si acaso sirven para que los defensores de la “versión oficial” del cambio climático vean en los escépticos un simplismo atroz, y se vean a sí mismos como los verdaderos buscadores de la “verdad” y la evidencia. Vamos, que creo que no hace ningún bien a aquellos escépticos que sí hacen un trabajo de investigación cuidadoso. Aunque matizo nuevamente, que este tipo de comentarios no pasan de meras “muletillas”.

Pero claro, yo no tengo ni idea sobre este tema, la mínima para ver que lo de arriba no tiene sentido, así que lo que yo pueda decir no tiene ninguna relevancia. Por ello, qué alegría al ver este artículo de Francisco Capella en La Gaceta: Fríos, escándalos y errores. Donde, entre otras cosas igualmente interesantes, denuncia con argumentos lo que he puesto arriba:

Los días de frío y nieve de este invierno … han servido a algunas personas para asegurar que todo lo relacionado con el cambio climático es un fraude científico.

Sin embargo, el tiempo atmosférico ocasional y el clima no son lo mismo: el clima se define mediante promedios estadísticos de parámetros meteorológicos a largo plazo; la variabilidad ocasional es algo normal, y unos pocos datos anecdóticos no constituyen evidencia suficiente en ningún sentido, ni para afirmar ni para negar el cambio climático. El hecho de recurrir a estos sucesos esporádicos para presuntamente probar o refutar algo tan complejo como el calentamiento global refleja muy poco conocimiento sobre este asunto: se trata a menudo de muletillas a las que se recurre de modo superficial para reforzar un prejuicio y señalar la pertenencia a uno de los dos bandos enfrentados, los ecofanáticos más alarmistas o los escépticos más negacionistas. Los argumentos incorrectos no son el antídoto adecuado contra el catastrofismo de los profetas del apocalipsis: un error no se corrige automáticamente con otro error de signo contrario por mucho énfasis que se le ponga.

Sería maravilloso que la gente no opinara rotundamente y sin mucho fundamento acerca de cosas que parecen importarle mucho pero sobre las que no sabe gran cosa.

Anuncios

Responses

  1. Hola.

    Si como dices no tienes ni idea sobre este tema, puede que tengas opoca información, o información de mala calidad, que es lo más probable dado lo que se ha venido publicando masivamente desde hace ya bastantes años.

    Para manejar información de buena calidad te recomendaría leer con frecuencia a balsero en http://valdeperrillos.com/, donde hay ingentes cantidades de información de calidad. También la web “Desde el exilio”.

    Te aclaro, la mayoría de los escépticos nos referimos a los episodios de frío a modo de sarcasmo, por hacer una simetría con el uso que el alarmismo ha hecho de cada calorina, huracán, incendio, osito o cualquier otro acontecer anecdótico que les sirviese para apuntalar la propagación del medio. Sabemos que científicamente es incorrecto, pero como hace mucho que el asunto del inócuo CO2 dejó de ser científico para ponerse el alarmismo al servicio de agendas políticas, a veces vale aquello de “si es bueno para el pato, es bueno para la pata”.

    Es precisamente ahora cuando puede que el asunto, pese a numantinas resistencias, retorne al camino de la buena praxis científica de la que ha carecido hasta el momento.

    Como veo que dominas el inglés, te recomiendo también las veteranas bitácoras, una “escépticas” y otras “neutras”:
    http://climateaudit.org/
    http://rankexploits.com/musings/
    http://wattsupwiththat.com/
    http://noconsensus.wordpress.com/
    http://motls.blogspot.com/
    http://klimazwiebel.blogspot.com/ (de Eduardo Zorita, español)

    Ahí hay muchas horas de lectura, como las que sin ser científicos (ni economistas, y te leo también a ti), sólo ciudadanos a los que en algún momento (a mí hace ya siete años) olió mal la tostada, hemos echado muchos para, entre otras cosas, tener información de calidad lo menos sesgada posible y hablar con un poco de conocimiento de causa.

    Espero que las lecturas te sean provechosas.

    Saludos. E.

    • Muchas gracias por toda la información, Esporádico. Y gracias por leerme.

      • A ti, Ángel.

        La web de valdeperrillos es extensa y un poco confusa de navegar, el espacio de balsero es este:
        http://www.valdeperrillos.com/materiaoscura
        Al pinchar un tag de la nube de la derecha aparecen los hilos en orden cronológico. Hacer una lectura retrospectiva pone muchas cosas en claro. Si tienes un poco de tiempo, comprobarás que además es de lectura placentera, es un excelente storyteller.

        Otro saludo. E.

  2. Creo que dentro de que no representan nada en el debate científico, sí es fundamental hacer ver que no todo acontencimiento que ocurre refrenda el calentamiento global.

    Cuando desde los medios se hacer referencia a un dato concreto del mes de mayo en la Isla de Pascua para refrendar el calentamiento global, no se está cometiendo más que una estupidez. Pero todos los días nos encontramos con semejantes dislates.

    Mostrar que existen datos en todas las direcciones es una buena manera de hacer política al respecto. Incluso es una buena manera de probar que los hechos puntuales aislados, no permiten afirmar nada a 100 años.

    Cuando un defensor alegue que el argumento de la nieve de este año no sirve para desmontar la teoría del calentamiento global, por ser un hecho aislado, se le podrá pagar con la misma moneda cada vez que salga una noticia sobre el calor que pasamos algunos días del verano pasado.

    El hecho final es que desde un lado sí se utiliza semejante propaganda sin rubor y desde el otro bando ni siquiera nos atrevemos a usarlo como broma. Por lo que todos los datos puntuales que parecen refrendar el calentamiento pasan como evidencias de la teoría ante la opinión pública mientras que el resto son silenciados como si no hubiera claras muestras de que no es lo mismo la meteorología y la climatología.

    Un saludo

    • De acuerdo. Buena puntualizacion. En el post me centraba en el lado de los “escepticos”, pero obviamente el otro lado tambien tiene lo suyo.

  3. Pues habéis equivocado el punto Capella y tú. Los que hacen escarnio con la ola de frío están perfectamente autorizados a lanzarles a los voceros de la calentología el argumento que ellos han estado usando durante cualquiera de las olas de calor o periodos de una simple subida de temperaturas por encima de la media (este otoño, sin ir más lejos). Es decir, a quien de manera sensata les he visto usar el presunto argumento del “frío como prueba” ha sido en tono irónico o expresando claramente lo que acabo de decir: “vosotros lo usásteis sin el más mínimo decoro”.

    Hay más. Esta hola de frío es un dato en contra de las tesis calentólogas y ya se están paresurando a decir que es un dato a favor porque es un cambio del régimen de borrascas como anunciaba el IPCC: mentira. Es decir, la propaganda se os ha adelantado, ya no están en “el tiempo no es el clima”, están en otra cosa.

    Y más aún, según cuenta Uriarte en su blog, el IPCC todavía tiene a las olas de calor de 2003 como muestra del calentamiento climático. Estamos de nuevo en que el tema es la propaganda porque ¿pondrá el IPCC este invierno como refutación del cambio? al fin y al cabo, ellos empeszaron primero.

    Es decir, estamos jugando on plena consciencia de que el argumento de “este frío refuta el calentón global” es falaz. La diferencia es que lo hacemos dejando muy clarito que es falaz y que la culpa de que lo sea es de los voceron de la calentología y de los responsables al máximo nivel. Lo que decís tú y Calzada es una advertencia tonta porque es como advertirle al torero de que el toro tiene cuernos, dicho sea con toda cordialidad: mira, ya lo sabemos.

  4. Pues yo discrepo. La vida es muy irónica y se puede encontrar la humanidad con un enfriamiento global.

    La ironía de “qué frío,menos mal que hay calentamiento global” está bien justificada.

    Un hecho esporádico puede o no derribar una teoría. Dependiendo de lo que la teoría prediga y dependiendo del hecho.

    Pero la “teoría” del calentamiento global no es teoría científica sino una amalgama de anécdotas y mentiras mezcladas. La sensación pública (y muchos datos) de que en el hemisferio norte se estén registrando en este invierno nevadas y frios que superan registros de décadas es una “contra-anécdota” al menos tan sólida como las usadas para defender el calentamiento.

  5. Gracias por los comentarios y puntualizaciones. Estoy básicamente de acuerdo y no tendría nada que objetar.

  6. Yo creo que más sensated y cordura sobre el mismo tema es la que aporta Antón Uriarte sobre el mismo tema.: http://antonuriarte.blogspot.com/2010/01/tiempo-o-clima.html

  7. Evidentemente, un invierno frío por sí solo no prueba nada, pero la broma sobre el calentamiento global no es tan simplista, pone de relieve el problema de la falsabilidad. Cuando hace calor y no llueve, la culpa es del calentamiento, cuando hace frío y llueve… también. Según Popper, esto por sí solo indicaría que no es una teoría científica.

  8. Precisamente ayer, en los comentarios a un post de Luis Gómez, debatía con un tal Z sobre las matemáticas aplicables a la climatología. Lo que dice Capella refrenda mi punto de vista. Al margen de que el clima sea un sistema caótico, cosas tales como las temperaturas son fáciles de medir a lo largo del tiempo y el espacio. A partir de ahí la estadística se revela como el mejor instrumento conceptual para observar los cambios.

    Precisamente el fallo al que aludes, se de en escépticos o creyentes, es un error estadístico. De esos se pueden encontrar numerosos ejemplos en el libro El Hombre Anumérico, del matemático americano John Allen Paulos. Podríamos llamarlo el “error del caso único”. Sucede, por ejemplo, cuando uno dice, ante una estadística que relaciona el consumo de tabaco con la mortandad, que Santiago Carrillo fumó siempre como un carretero y tiene noventa y pico tacos. Un caso único. La estadística estudia poblaciones, grupos, y tendencias en ellos. De 100 personas que fumen como carreteros siempre habrá un porcentaje de ellos que lleguen a avanzadísima edad, pero un porcentaje muy pequeño. Muy pequeño primero porque fumen o no siempre serán muy pocos los que alcancen una avanzadísima edad, y segundo porque fumando aún menos. Bastaría comparar las estadísticas de fumadores y no fumadores que alcanzan los noventa y- para sacar algunas conclusiones preliminares. El tabaco, eso sí, nada tiene que ver con la mortandad en Paracuellos.

    Un invierno especialmente frío, o dos muy seguidos, o incluso una década entera de friísimos inviernos, no dicen, en sí, nada, salvo que la década ha sido muy fría. Tampoco un huracán de más por aquí o por allá dice nada. Si vemos, por ejemplo, la variación de las temperaturas globales desde el final del Cretácico ya tenemos algo más y, aunque no sea suficiente, es más significativo.

  9. No estoy de acuerdo con el argumento de Capella por dos razones:

    – dice, El hecho de recurrir a estos sucesos esporádicos para presuntamente probar o refutar algo tan complejo como el calentamiento global refleja muy poco conocimiento olvidando que tan espoádicos son 10 años de inviernos fríos como 10 años de veranos calientes. Tan esporádicos son dos inviernos de nieves como dos primaveras de muchos huracanes. No he leido nada en este texto de Capella denunciando la falta de conocimientos y/o rigurosidad de quienes se montaron una teoría basándose sólo en hechos esporádicos …

    – la otra razón es que no nos dice qué es para él el clima. Sí comenta que el clima se define mediante promedios estadísticos de parámetros meteorológicos a largo plazo pero no fija el plazo. Se refiere a los treinta años de los que se habla en los informes del IPCC? Períodos más largos? No son 30 años un episodio esporádico a la luz de la historia del planeta sobre el que dificilmente podemos establecer una previsión a 100 años? Y el clima … global? existe un clima global?
    Saludos y gracias a los comentaristas por acordarse de nuestro blog.

  10. Gracias a todos de nuevo por las magníficas aportaciones. Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: