Posteado por: amartinoro | mayo 12, 2010

Zapatero: y la cohesión social, qué?

Curioso lo de hoy. Zapatero aprueba ajustes relativamente ambiciosos que tocan el sueldo a los funcionarios, congelan las pensiones, y recortan el sueldo de los propios miembros del gobierno. Ahora el gobierno sí se ajusta el cinturón, y les ajusta el cinturón a funcionarios y pensionistas, dos colectivos bastante “sensibles”, so to speak. Las consecuencias y repercusiones de esto pueden ser serias. Mucha gente puede verse traicionada por el gobierno, y con razón, ello puede exacerbar la situación. ¿Resurgirá Izquierda Hundida?

Expansión decía: Los sindicatos piden movilizaciones… “La luna de miel entre el Gobierno socialista y los sindicatos ha terminado esta mañana”. Al margen de los sindicatos mayoritarios, “USO denuncia que estas medidas son “un recorte de derechos de los trabajadores”, que deberían tener “una respuesta contundente en la calle”.” También: “El ajuste llega a la protección social”. ¿Llegarán las barricadas a España?, se preguntaba en otro artículo.

Lorenzo Ramírez en Libertad Digital pone el énfasis en el derroche hasta ahora que ha caracterizado a ZP: Zapatero frena el derroche del gasto castigando a funcionarios y pensionistas.

Todo esto era inevitable, y algunos lo vaticinábamos, aunque parece haber sorprendido que esta Administración haya tomado estas medidas, en contra de sus “principios”.

Manuel Conthe publica en su blog un post donde defiende estas medidas:

Cuando una economía se integra en un área monetaria de baja inflación -como es la zona euro-, las reducciones de precios relativos, cuando son necesarios, deben hacerse mediante reducción de los precios y salarios nominales (es decir, de su importe en euros).

en el seno de una unión monetaria ese mecanismo de ajuste es imprescindible para atajar desequilibrios previos.

También incluye un interesante artículo que publicó en 2008 sobre la distinta percepción de la gente de medidas que en esencia implican la misma pérdida de poder adquisitivo: reducción de salarios nominales frente a inflación. La primera es peor percibida que la segunda.

Hace unos meses escribí un artículo titulado ¿De qué cohesión me hablan?, que creo que no podría estar más de actualidad:

Uno de los argumentos que suelen esgrimirse para no reducir el gasto público [en el contexto de la crisis] es el de la cohesión social… Pero, ¿y si esta estrategia fuera a conseguir lo contrario de lo que se persigue, es decir, que en vez de favorecer la cohesión social, se fomentara el conflicto y el malestar entre la población?

En relación con el enorme déficit público que se ha generado en muy poco tiempo, uno se pregunta qué es lo que está ganando nuestro país atrayendo la desconfianza de los inversores y analistas financieros internacionales al amasar una elevada deuda pública

Quizás lo que busquen sea la cohesión social que ahora están disfrutando los griegos, quienes se han visto obligados por las circunstancias a aplicar unos planes de austeridad donde se pretende reducir drásticamente el gasto público con el simple objetivo de salir con vida de ésta.

La incompetencia de la administración Zapatero, sin embargo, no inspira demasiadas confianzas de que se vayan a tomar las medidas correctas voluntariamente. Probablemente, estas medidas tengan que aplicarse por presiones internacionales, a la fuerza, tarde y mal; y las consecuencias podrían ser como lo que se ha visto en Grecia.

Aunque hay algo que matizar respecto al “timing” del artículo y las medidas. Hubiera sido más adecuado de haber sido escrito anteriormente (2008, p.ej.), en el momento del artículo (Mayo 2010)  y ahora ya parece tarde, y aplicar las medidas inevitables puede tener esos efectos conflictivos que apuntaba. Aun así, creo que la esencia del artículo y sus advertencias se aplican bastante bien. Si se hubieran hecho los deberes en los años anteriores no nos pasaría esto.

Y para quienes digan que los deberes se hicieron bien en los años anteriores, tal y como manifestaron los superavit, habría que rascar un poco más: los ingresos aumentaban como la espuma como consecuencia de la burbuja inmobiliaria. El gobierno y AAPP en lugar de ahorrar parte de esos ingresos como colchón para el futuro, se fulminó la gran mayoría, consiguiéndose superavits inesperados por la euforia de la burbuja (según me han comentado, el gobierno en sus Presupuestos planeaba déficit, pero se encontró con superavit de chiripa). Pero esa solidez de las cuentas públicas estaba totalmente cogida con pinzas (burbuja, anyone?). Con lo que NO, los deberes no se hicieron.

Veremos qué pasa.

Anuncios

Responses

  1. Ángel,

    Post perfecto hasta que llegamos al último párrafo. Yo me hubiera quedado en tu afirmación de que “si se hubieran hecho los deberes en los años anteriores no nos pasaría esto”. Totalmente de acuerdo – si el desgobierno este hubiera actuado en cuanto llegó al poder en 2008, congelando el sueldo de los funcionarios entonces y dejándose de chorradas como el Plan E y el nuevo modelo de financiación de las autonomías estaríamos en una mucha mejor posición.

    Decir que no se hicieron los deberes antes de 2008 me parece algo injusto. Los deberes fiscales sí se hicieron. El colchón era el nivel de deuda pública a niveles increíblemente bajo en términos históricos e internacionales. Es verdad que los deberes estructurales no se hicieron, pero tampoco se hicieron en la segunda legislatura de Aznar.

    Un saludo.

    • Gracias por el apunte, bsanchez. Los deberes sobre el papel creo que sí se hicieron: ahí estaban las impolutas cuentas públicas. Pero en la realidad lo que estaba sucediendo es que las AAPP estaban gastando muy por encima de sus posibilidades REALES (descontando la burbuja). Si hubieran sabido que los ingresos del 20% de crecto anualmente dependían de condiciones insostenibles, deberían haber sido más prudentes y gastado menos, para guardar para cuando llegaran los tiempos malos.

      Y tienes razón en lo de Aznar.. no se libra nadie.

  2. ZAPATERO, RECORTE DEL GASTO PÚBLICO. SE INICIA EL CRAC ESPAÑOL.

    Rafael del Barco Carreras

    13-05-10. No quiero pecar de pedante, ni menos admitir que fuera catastrofista, pero lo repetía en mi castigada web http://www.lagrancorrupcion.com antes de las elecciones del 2008, cuando oficialmente la Crisis era una turbulencia culpa de las hipotecas ninja americanas. No solo yo, cualquier ex promotor inmobiliario con mínimos conocimientos académicos de economía, y libre de ataduras y condicionantes político sociales, comentaba con solo mirar tanta grúa y echarle un vistazo a las estadísticas de producción y venta de viviendas, y máxime observando la escalada de precios de un mercado que no vendía, y lo vendido mal y hasta delictivo, que “esto reventaría”. Y si además ese alguien ha sufrido la GRAN CORRUPCIÓN de quienes ostentaban el Poder hace 30 años y continuarían con hombres a lo Narcís Serra, el resultado era evidente.

    El euro, aprovechado hasta la extenuación, alargó la agonía favoreciendo la escalada de precios ficticios inmobiliarios y las descaradas manipulaciones en bolsa, con las inmobiliarias repartiendo vía información privilegiada decenas de miles de millones de EUROS. Cuanto más valor hipotecario o en bolsa más crédito exterior, “titulaciones”.

    Lo malo y peor es que lo sabíamos los aficionados, los espectadores críticos por profunda experiencia, pero también y más los profesionales de las finanzas y la política lanzados a masivas OPAS, fusiones, y compraventas ficticias entre los años 2005 al 2007. De juzgado de guardia. Las ratas abandonando los barcos que les habían hecho multimillonarios en todos los paraísos fiscales del mundo.

    ¡El crac se inicia! Las cifras que necesitará España cuadrarían rocambolescamente con lo robado a través del FRAUDE PIRAMIDAL INMOBILIARIO al ahorro nacional y deuda exterior. Dicho, parecido a cualquier vulgar república bananera o sudamericana, la deuda exterior cuadraba con los saldos en Suiza y similares de los magnates y políticos.

    La cúspide de la política y las finanzas españolas ha resultado un estafador refinado. De los convencidos que sus víctimas no tienen más remedio que seguir prestando porque de lo contrario les arrastrarían. Saben que no podrán pagar jamás pero siguen pidiendo y prometiendo lo que por estructura propia no pueden cumplir. Los nuevos euros pasando por el oligopolio financiero desaparecerán como el agua en un cesto de mimbre. Por de pronto descarada especulación en Bolsa. Pero ¡cuidado! Si parece que no se contempla legalmente la expulsión de un país del euro… los alemanes, a nivel de calle, dicen en un 60% que se saldrían. El corralito argentino sería una nimiedad comparado con España.

    Por lo poco publicado, si la inyección de euros nuevos en 2008 alargó la agonía, añadiendo el aval del Estado a las cajas y bancos en la colocación de sus emisiones y créditos del exterior, dudo muy mucho que la nueva liquidez a través del BCE enderece, y menos con recortes presupuestarios y de inversión pública, el inmenso pozo sin fondo español con 17 comunidades generando un gasto incontrolado e incontrolable que de recortarse provocará poco menos que la toma de la Bastilla.

    Insisto, más importante que el agujero presupuestario es el crac de las cajas y caixas. Los viejos contables diríamos… ¿Cuánto falta en la caja? ¿Cuánto nos han robado? ¿600.000 millones de euros?

    • Gracias por su aportación, Rafael. Un comentario interesante.
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: