Posteado por: amartinoro | agosto 26, 2010

¿Fuimos demasiado optimistas con los ajustes de Irlanda?

Algunos, como un servidor en un artículo de hace tiempo, u otros liberales (artículo de ElCato “Cómo Irlanda sale de la recesión”), mostrábamos el optimismo hacia Irlanda, debido a los ajustes fiscales (reducción de gasto público) que había llevado a cabo. Lo comparábamos con Grecia, el primo malo e irresponsable de Irlanda. Decía en ese artículo, “¿De qué cohesión social me hablan?”:

Este tipo de medidas [de ajuste fiscal, reducción de gasto público] son las que han sido aplicadas en Irlanda, país que también ha sufrido las fatales consecuencias de la burbuja inmobiliaria –causada por una fuerte expansión del crédito venida del Banco Central Europeo–, y ahora parece contar con mejores perspectivas de futuro. En Irlanda las palabras de promesas de estabilizar el déficit público no han caído en el vacío, como sí suele pasar con las de Obama y Geithner en EEUU, sino que han ido seguidas de severas medidas para recortar el gasto público. Como explica Harry Phibbs:

Todas las subvenciones, desde aquellas relacionadas con la vivienda hasta las relacionadas con la cultura, han sido severamente recortadas. Los activos excedentes han sido vendidos. Se ha disminuido la burocracia. Las ayudas al desempleo han sido reducidas porque según Lenihan (Ministro de Finanzas irlandés): “un sistema de protección social no acorde con los costes laborales del resto de la economía puede llevar a la gente a prolongar su situación de desempleo”.

Y, cómo no, los resultados son positivos. Según The Economist: “La dura medicina parece estar funcionando, a medida que Irlanda sale de la recesión, las finanzas públicas mejoran y la economía vuelve a ganar la competitividad pérdida dentro del euro”.

Sin embargo, las cosas no están saliendo demasiado bien y los temores sobre la deuda soberana han vuelto. Standard & Poor’s le ha rebajado la calidad crediticia al país. De Roubini:

Ireland: Sovereign Debt Fears Return

Investors are becoming increasingly nervous about the state of Ireland’s public finances. For one, the Irish government’s banking sector support measures might be incorporated into the public deficit figures, which would significantly increase Ireland’s public deficit and debt ratios. Recent reports on the final bill of the banking sector bailout also show that the cost has been well above the estimated level, and further increases are very likely going forward.

En Bloomberg: Ireland’s `Vicious Circle’ Leaves Banks Facing Higher Debt Cost.

Bueno, esto no quita que sin esos ajustes fiscales las cosas fueran peor… aunque sí conviene matizar o rectificar ese optimismo.

Anuncios

Responses

  1. Es que con el sistema bancario quebrado… Grecia tenía un problema de excesiva deuda pública, pero no está mal de deuda privada. De todas formas, me barrunto que los activos que se hayan creado en Irlanda con esa deuda privada serán de una ligera mejor calidad que los que se hayan creado en Grecia con la deuda pública.

  2. […] otro post me preguntaba si los liberales habíamos sido demasiado optimistas respecto a los ajustes de gasto que había aplicado el gobierno de Irlanda. Parecieron surtir […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: