Posteado por: amartinoro | septiembre 14, 2010

Casos prácticos del fracaso de la ayuda externa

  • De la Organización Mundial de la Salud: lecciones de un hospital africano sobre las donaciones de equipo: “En 2000, un hospital de referencia de Gambia aceptó una donación de concentradores de oxígeno para poder garantizar mejor el suministro de oxígeno, pero los aparatos se averiaron y tuvieron que ser almacenados”.Para las organizaciones encargadas de donar estos recursos, este proyecto debió de sumar positivamente en sus indicadores de esfuerzo. Ya saben, en estos ámbitos (generalizando injustamente), más recursos dedicados a X fin, mejor. Keep the money flowing.
  • De Paul Collier. Un envío de dinero desde el Ministerio de Hacienda destinado a centros de salud rurales en el Chad consiguió que llegara a éstos un 1% del presupuesto proyectado.
  • De José María Larrú. En el Tsunami que tuvo lugar en el Índico en 2005, hubo una respuesta muy amplia de ayuda y recursos desde el exterior (tanto públicos como privados). Estudios han mostrado que hubo excesiva ayuda para las actividades que se llevaron a cabo. Pero sobre todo, hubo problemas importantes de coordinación: como el hecho de que a una niña se la llegara a vacunar por tres veces por la misma cosa.

Más artículos sobre desarrollo, aquí. Véase en especial este post: Las claves del desarrollo económico: algunos artículos.

Anuncios

Responses

  1. Ojo al caso de Haití, la ayuda podía haber ido estrcuturada con unas “medidas de acompañamiento” que racionalizaran su uso, pero no lo fue y la pregunta es ¿por qué?. Sin estar de acuerdo en todos sus postulados, el viejo librito “Lo Pequeño es Hermoso” mantiene vivos sus postulados: desarrollo de una pequeña agricultura de autoabastecimiento, tecnologías internedias…

    • Gracias por el comentario. El problema es que casi siempre que fracasa la ayuda externa, se puede decir ex-post que hubiera funcionado bien si se hubieran cumplido una serie de cosas… Creo que es muy difcil saber con seguridad si realmente hubieran funcionado…

      ________________________________

  2. […] Véase también: Casos prácticos del fracaso de la ayuda externa […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: