Posteado por: amartinoro | septiembre 28, 2010

Percepciones de la gente sobre el Estado del Bienestar

Leo el Libro Marrón del Círculo de Empresarios recientemente publicado por, dedicado en esta ocasión a la Economía Sumergida. Tiene un capítulo donde se analizan las opiniones y actitudes fiscales de los españoles, a partir de las encuestas del Instituto de Estudios Fiscales. Entre los temas analizados está cuáles son las opiniones de los españoles acerca del grado de satisfacción sobre la oferta de servicios públicos que nos oferta generosa y caritativamente nuestro gobierno.

Partiendo del supuesto, seguro que discutible, de que estas encuestas miden razonablemente aquello que tratan de analizar, algunos datos destacables:

El grado medio de satisfacción general con los servicios públicos es 2.6 (en una escala de 0 a 4 que proporciona una media de 2.5), por lo que estos datos sugieren un nivel de moderada satisfacción con la oferta pública de servicios y prestaciones considerada globalmente.

El grado de satisfacción con los diversos servicios públicos y prestaciones sociales considerados en la encuesta difiere según la edad de los entrevistados: a medida que aumenta la edad, también tiende a aumentar el grado de satisfacción con la oferta pública de servicios y prestaciones.

la sanidad es el servicio público que más justifica el pago de los impuestos

El acceso universal a la oferta pública de servicios y prestaciones, especialmente a la sanidad (el 60% estima que es el servicio más universal de la oferta pública), es uno de los aspectos mejor valorados por los ciudadanos

Ahora lo que quizás me parezca más llamativo y destacable:

En relación a una posible participación de la iniciativa privada en la gestión o financiación de los servicios y prestaciones públicas, la mayoría de los españoles se muestra en contra. Una proporción superior a la mitad de la población encuestada opina que la iniciativa privada no debería participar ni en la gestión (57%) ni en la financiación (55%) de los servicios públicos. De hacerlo en alguno de los servicios considerados, las preferencias se dirigen al sector del transporte y las infraestructuras.

Con estas percepciones, (y de nuevo, asumiendo que estas encuestas miden las percepciones razonablemente bien) la verdad es que las reformas liberales del Estado del Bienestar parecen un tanto utópicas.

¿Iniciativa privada en la sanidad? ¡Oh, no, por favor, qué obscenidad! ¿Cómo van a encargarse las empresas privadas de un servicio tan importante y de vida o muerte como la sanidad, siendo que lo único que buscan es el beneficio privado?

Y qué decir de las pensiones. Me encantan los argumentos y las opiniones que, a raíz de la congelación de pensiones, dicen cosas como “Es vergonzoso / No hay derecho a que se bajen las pensiones”.

Anuncios

Responses

  1. […] more: Percepciones de la gente sobre el Estado del Bienestar « Procesos … asumiendo-que, estado, estas-encuestas, estas-percepciones, miden-las, que-las, […]

  2. Muy interesante el artículo, y bastante interesante el libro.

    Observo que aquellas actividades donde la gente está más dispuesta a aceptar la iniciativa privada (transporte e infraestructuras) es en aquellos sectores donde ya han visto y comprobado por su propia experiencia que funciona.
    Esto es, que el camino hacia la libertad económica no sólo está obstaculizado por los prejuicios como tú muy bien indicas, sino también por la inexperiencia.
    Es curioso que tantos rechacen la iniciativa privada en la sanidad, sin embargo casi todos aquellos que tienen la oportunidad eligen acudir a un hospital o clínica privado.
    Por ello creo que en estos casos el camino se hace andando, y cuánta mayor oportunidad de oferta privada tengan los ciudadanos más evidente serán las diferencias y mayor cuota irán ganando, así como mayor aceptación a pesar de los prejuicios sobre lo público.

    Lo digo por dejar una nota de esperanza entre las encuestas que no dan lugar a la confianza en el futuro liberal.

    • Qué optimista. Eso está bien. Mi postura en este post no lo era, porque simplemente quería constatar las opiniones generalizadas de la gente tla y como aparecían en la encuesta. Quizás la pregunta clave sería si respecto a lo que pagas de impuestos estás contento con los servicios que te dan. No sé si cambairían las respuestas. Creo que existen muchos costes de todos estos servicios públicos que no se ven fácilmente. A veces puede que haga falta leer a Bastiat o estar sesgado ideológicamente para fijarse en esos costes.

      Luego es muy curioso la disociación que creo que hace la gente entre servicios públicos por un lado y políticos por otro. Parece que no tuvieran que ver a ojos de la gente. Si les preguntas por los políticos, quizá la mayoría te diga que son todos iguales, que no valen para nada… pero luego están tan contentos de que sean éstos los que decidan por ellos, gestionen la sanidad, etc.

      Otra interpretación por la mejor percepción de la inic. privada sobre transportes y comunicaciones es la naturaleza de los servicios tal y como se percive por la gente. Son, pienso, bastante diferentes sanidad/educación y transportes/comunicaciones. Los primeros parece que da ‘repelús moral’ el que las empresas se metan por beneficios (agg, qué asco). Lo segundo tiene más pase…

      Bueno, son meras especulaciones

  3. EL hospital privado está bien cuando tienes una lesión o enfermedad menor, como un corte, una gripe, una rotura, etc. Pero cuando se necesitan pruebas caras, medios, maquinaria y grandes especialistas para enfermedades realmente jodidos, entonces vamos a la pública corriendo. Sin ir más lejos, en La Coruña el Canalejo es el mejor hospital, líder de trasplantes en España y referencia europea en trasplantes de hígado.

    • Yo no conozco apenas la realidad del sector de la sanidad, privado vs. público etc. Sí soy consciente de que suele haber quejas tanto de la privada como de la pública, a unas por unos motivos a otras por otros. Lo de que siempre que a la gente se le permite elegir van a la privada, no creo que sea cierto en la gran parte de los casos. La pública puede ser mejor para ciertos casos, cierta gente. Aunque eso no implica que su gestión sea eficiente en el sentido de que puede que tengan muchos más recursos (a través de impuestos, SS..), desproporcionadamente más recursos que el sector privado, y por ello puedan proveer mejor ciertos servicios, pero que esos recursos estén malasignados, haya despilfarro… Tampoco creo que eso implique necesariamente que en un sistema sanitario libre se replicaría lo que sucede ahora, básicamente porque creo que es difícil comparar la situación actual con una de libre mercado, y extrapolar lo que sucede ahora en las parcelas en las que actua el sector privado, a lo que sucedería en un sistema casi totalmente privado.

      Creo que es como la educación. Lo público de alguna manera “expulsa” a lo privado mediante “competencia desleal” (por decirlo de alguna forma) y hace que lo privado tenga que centrarse en un sector de la población determinado, sean más caros, etc. Pero en ausencia de un sistema público, no se sabe cómo funcionarían los colegios privados. Probablemente habría mucha diversidad en todos los sentidos.

      Quiero decir que la presencia del sector público predominante en estos campos, va más allá de lo que sucede propiamente dentro de ese sector público y también determina el comportamiento de las parcelas que el sector privado tiene en estos campos. Con lo que es difícil extrapolar de un sistema a otro y comparar…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: