Posteado por: amartinoro | octubre 14, 2010

¿Ha avanzado el mundo hacia políticas más liberales en las últimas décadas?

Interesantísima la discusión-conversación en EconTalk entre su presentador, Russ Roberts, y el invitado Scott Sumner. Tratan acerca de la evolución en las últimas décadas de las políticas económicas, más orientadas al libre mercado o menos. Sumner distingue entre distintos regímenes de políticas, diferenciando ‘neoliberalismo’ de ‘liberalismo clásico’. El primero mantendría un importante grado de libertad económica en áreas clave para el crecimiento, pero con notables dosis de intervención del estado de carácter redistributivo principalmente (actividades del estado del bienestar). El segundo sería lo que más comúnmente entendemos por liberalismo (al margen de excentricidades varias de ciertas personas que igualan liberalismo a estatismo y cosas por el estilo), donde el gobierno está muy limitado (si es que esto es realmente posible) y mantiene las funciones clásicas de defensa, seguridad, justicia; o bien es inexistente.

En el podcast hablan del caso de los países escandinavos, a los que tilda de ‘neoliberales’ en el sentido de arriba. Muy recomendables las ideas que lanzan sobre la relación entre aspectos culturales y eficacia/ineficacia del estado del bienestar.

Una de las tesis de Sumner es que desde los 70 el mundo en general ha avanzado hacia un régimen de políticas (policy regime) notablemente más favorable al libre mercado, con privatizaciones y desregulaciones en muchos sectores, disminución de las tasas impositivas marginales, recorte del gasto público, eliminación de los controles de precios, etc. Roberts es escéptico con esta tesis, yo también lo soy como expresaba en el artículo ¿Del laissez-faire al intervencionismo?:

como señalan Carlos Rodríguez Braun y Juan Ramón Rallo en “Una crisis y cinco errores”, la retirada y ausencia del Estado en estas décadas ha sido una “gran ficción”. Más bien, ellos hablan de un “Estado mutante y creciente”. No es de extrañar si observamos algunas cifras como la evolución de la presión fiscal o el gasto público, el número de regulaciones, los programas de subsidios públicos, etc.

Otros como Robert Higgs también serían escépticos, al menos eso deduzco yo de párrafos como éste:

What of any consequence remains beyond the state’s reach in the United States today? Not wages, working conditions, or labor management relations; not health care; not money, banking, or financial services; not personal privacy; not transportation or communication; not education or scientific research; not farming or food supply; not nutrition or food quality; not marriage or divorce; not child care; not provision for retirement; not recreation; not insurance of any kind; not smoking or drinking; not gambling; not political campaign funding or publicity; not real-estate development, home construction, or housing finance; not international travel, trade, or finance; not 1,000 other areas and aspects of economic and social life.

Pero Sumner nos recuerda que por los 70, numerosos economistas defendían la existencia de monopolios públicos en la industria del acero, las aerolíneas, la telefonía y otras muchas. También defendían controles de precios, por ejemplo. Ahora en cambio, pocos defenderían estas políticas. Por otro lado, países como Suecia han experimentado grandes avances hacia el ‘neoliberalismo’ (en el sentido de Sumner), al menos a partir de los 90s, reduciendo el peso e influencia del estado sobre la economía. Otros países como China, India han avanzado y realizado liberalizaciones importantes en sus economías. Además, tenemos las economías de Europa del Este, que antes eran comunistas.

Probablemente, a pesar de esos avances en la libertad económica, haya otras áreas donde el alcance del gobierno ha ganado peso, quizá áreas extraeconómicas, que más tienen que ver con el paternalismo estatal del ‘no hagas esto, no hagas lo otro, mientras yo hago lo que me sale de las narices’.

En fin, a ver qué pensáis sobre el tema.

Anuncios

Responses

  1. Creo que en en el ámbito de la ciencia económica se ha avanzado mucho hacia el liberalismo , a pesar de excentricidades como Krugman, Stiglitz,etc. Sin embargo, el estado ha ampliado su abanico de influencia en temas regulatorios y de intromisión en la esfera privada de las personas con el enorme grado de inflación legislativa.

    • Si, Joaquin, esa es mas o menos mi idea como apuntaba en el post. Seria un tipo de intervencion distinta de la estrictamente economica -por eso puede ser util la distincion que hace Scott Sumner entre tipos de liberalismo-, aunque luego ves como estan las cosas en Estados Unidos en estos momentos y dudas de los grandes avances.

      Gracias por comentar.

      ________________________________

  2. El tema es apasionante Ángel, pero probablemente demasiado amplio (en materias, tiempo y espacio) como para poder ser preciso.

    No obstante yo soy, de por sí, bastante optimista.
    Si tomamos como base los 70 y como espacio el mundo (así, “en concretando”), me parece que el resultado es muy, muy positivo.
    Casi todas las economías están mucho más liberalizadas, lo que ha permitido crecimientos sustanciales.
    Y si bien es cierto que no todo se mide por el peso del estado en el PIB de una economía (como muy bien me señaló Jose Ignacio del Castillo a una pregunta mía), y también hay que tener en cuenta las regulaciones y demás; creo que, fuera de los ámbitos estrictamente económicos las sociedades son mucho más “liberales” y están mucho más en contra de la intervención del gobierno de lo que estaban hace algunas décadas (pues ya han visto sobradamente que no funciona).

    Así, creo que los liberales deberíamos ser mucho más conscientes de que la razón está de nuestro lado, por lo que es mucho más fácil que el mundo, como en grandes periodos históricos ha hecho, se vaya liberalizando.

    • Yo, de por sí, soy poco optimista. Pero aquí más o menos me convence lo que dice Sumner, que va en la línea que comentas tú. Al menos, hasta que comente otra persona criticando la tesis de Sumner con argumentos y evidencias, cosa que podría hacerme cambiar de opinión.

      Aunque me cuesta mucho coincidir con esto así a bote pronto: “fuera de los ámbitos estrictamente económicos las sociedades son mucho más “liberales” y están mucho más en contra de la intervención del gobierno de lo que estaban hace algunas décadas (pues ya han visto sobradamente que no funciona)”

      Primero porque me parece muy difícil comparar a través del tiempo ‘conductas/valores sociales’ (por decirlo de alguna manera).

      De contrapeso he buscado algo de Robert Higgs.

      Daily Bell: Are you optimistic about freedom going forward? Has the Internet had a positive impact?

      Robert Higgs: In the United States and other advanced Western countries, freedom continues to shrink. The wars in the Middle East and the current economic crisis have accelerated the movement toward totalitarianism. Meanwhile, however, in other parts of the world, most importantly in China and India, economic freedom continues to increase, with magnificent consequences for the economic well-being of hundreds of millions of people long trapped in poverty.

      On balance, the Internet seems to have had a positive effect in strengthening the position of people who are resisting the ongoing growth of government. It has not been sufficient to stop that growth, but matters might have been even worse had the Internet not been available to permit the rapid, inexpensive transmission of counterarguments and counterevidence to the government’s unceasing lies and propaganda.

      Robert Higgs: I foresee no new Renaissance. People in the West today are more inclined to believe economic, social, and political nonsense than their nineteenth-century ancestors were. Statism is rampant in many forms and many areas of social and economic life. People are ideologically brainwashed by the government schools and the mass media. The intellectuals are overwhelmingly opposed to economic freedom and inclined toward various more-or-less totalitarian schemes. Fears about a looming global-warming catastrophe and other ill-founded scenarios generate widespread delusions, receive constant stoking by the media, and keep the academics and the crony capitalists well served with grants, contracts, and consulting fees, among other things.

      http://www.thedailybell.com/1017/Robert-Higgs-Independent-Institute-Free-Market-Thinking.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: