Posteado por: amartinoro | marzo 20, 2011

Confesiones de un economista mainstream sobre la crisis financiera y la ABCT

Antes de empezar: ABCT=Austrian Business Cycle Theory

Acabo de encontrar un interesante artículo titulado: Austrian Business Cycle Theory and the Global Financial Crisis: Confessions of a Mainstream Economist, publicado en The Quarterly Journal of Austrian Economics (Primavera 2010). El autor no es un economista mainstream académico, sino un analista de inversiones (y CFA).

Lo interesante es que señala varios trabajos y recientes tendencias que se originan en el “mainstream” y que se solapan bien, al menos aparentemente, con las ideas de la teoría austriaca del ciclo económico. Pongo algún ejemplo:

Jarociński and Smets (2008), using a Bayesian vector autoregression estimate for the U.S. economy that includes a housing sector, conclude that there is

evidence that monetary policy has significant effects on housing investment and house prices and that easy monetary policy designed to stave off perceived risks of deflation in 2002–04 has contributed to the boom in the housing market in 2004 and 2005. (p. 362)

Smithers (2009) blames the financial crisis on “the actions of incompetent central bankers, who provided excessive liquidity on which the asset price bubbles and their associated absurdities were built” (p. 3).

Vogel (2010) finds that “interest-rate policy levers such as Fed funds rates appear to have some effect on the creation and sustainability of bubble conditions.”

Even cutting-edge mainstream economic research, such as that in areas of financial leverage and liquidity, does conceptually little more than developing the framework of Austrian business cycle theory. For example, mainstream economists have begun to identify links between monetary policy and financial leverage, or debt. New York Fed President Dudley (2009) recently noted that “[t]here is a growing body of economics literature on this issue that links monetary policy to leverage.” Dudley cited research by Tobias Adrian and Hyun Song Shin (2009), who identify what they call a “‘risk-taking channel’ of monetary policy,” and find that short-term interest rates—the Fed’s main monetary policy variable—are an important factor in influencing the amount of financial leverage employed by financial intermediaries.


Responses

  1. Hola Martin:

    Está bien que hagas un esfuerzo por encontrar afinidades pero, sinceramente, creo que no vale la pena.
    En realidad las escuelas no divergen en herramientas de análisis y sus conclusiones analíticas son casi las mismas. Si me apuras es posible que hasta analicen las mismas visceras en el postmortem.
    Incluso, si les añades lo más granado del análisis marxista, los terceros en discordia, verás que, bajo la necesaria liturgia, también dicen lo mismo. Como les sucede a los keynesianos del Séptimo Día y a los friedmanitas Cuaresmales.
    Ahí no están las diferencias y no pueden estar porque los hechos son perceptibles por todos.
    Las diferencias, desde el principio, están en las soluciones. El cabreo de Keynes con Hayek sólo reflejaba el desdén del primero por el esencialismo del segundo y por su falta de sentido práctico.
    Keynes entendía el poder porque formaba parte genética del mismo y Hayek lo despreciaba, lo veía como un enemigo. Vidas muy diferentes.
    Esto, si me lo permites, es la razón de las diferencias entre sus soluciones.

    Léete, por favor, el prólogo de la 4ª edición del libro gordo de Huerta de Soto. Es la misma historia.
    Es imposible no coincidir, como resulta lógico coincidir con Baran y Sweezy en los 60 prediciendo exactamente lo sucedido ahora y como es inevitable asentir cuando Brenner (en “The boom and the bubble”) viene hoy a recordarnos la vieja teoría del capital de Böhm-Bawerk. De ahí a descubrir las causas hay un paso.

    El problema es que la causa es tu propio cliente y que si le dices el problema y el remedio te condena a las galeras del silencio secular y no vuelves a venderles una bolsa de pipas en lo que te quede de vida.

    Por eso Keynes no necesitó mucho tiempo para saber lo que quería el cliente. Un chico listo siempre sabe quién manda.

    Un saludo

  2. Perfectamente resumido, Sr. Manu. El pueblo es el cliente y el pueblo quiere soluciones.

    Los keynesianos ofrecen soluciones aparentes, mucha brillantina y mucho oropel, pero el motor fallará seguro. Pero al cliente le mola aparentar que no lo sabe, en el caso de que llegue a plantearse ni tan siquiera esa pregunta. Por contra el hayekiano, el austriaco, el liberal, en definitiva, no ofrece soluciones, ofrece realidades y, la más de las veces sacrificio. El decirle al pueblo que lo que tiene que hacer es aguantar y que el tiempo solucionará las cosas no nos hace especialmente atractivos precisamente porque despreciamos al Estado y pretendemos ignorar al poder.

    Y sin embargo el pueblo quiere al poder, porque pretende que el poder le solucione las cosas. Para eso lo soportan. Por eso lo adoran.

  3. Hyun Shong Shin! El tipo es un genio; claramente sería el mejor economista bancario de nuestra generación, si no existiese Kiyotaki.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Kiyotaki%E2%80%93Moore_model

    http://dss.ucsd.edu/~grondina/pdfs/Econ211_KiyotakiMoore1997.pdf

    Que nos da una pieza fundamental de la historia del ciclo: la variacion del precio de los colaterales sobre el ciclo, y sus consecuencias en el crédito bancario y la inversión privada.

    • Gracias por las referencias, Kantor. A ver si encuentro un hueco y les echo un vistazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: